• Si esta es tu primera visita, asegúrate de revisar la ayuda pulsando el enlace anterior. Es necesario registrarse antes de que puedas publicar mensajes. Para empezar a ver mensajes, selecciona el foro que quieres visitar de la lista de abajo.

    Recuerda, que antes de participar en el foro, debes de crear un tema propio en el apartado de Presentaciones.

Cambio de esferas y otras cosas.

Txuchin

Usuario Registrado
Registrado
24 Ago 2014
Mensajes
6.706
Coche
Xantia Activa 110, El Vitorino.
#1
Estos últimos 10 días los he pasado en mi pueblo de “al lao de Bilbao” y la verdad es que me ha recordado a la película aquella de Forest Gump, cuando el “prota” cuenta su paso por la guerra de Vietnam y dice algo así como: “En Vietnam llueve continuamente….. de arriba a abajo, de izquierda a derecha, de derecha a izquierda….. incluso, en alguna ocasión llovía de abajo a arriba”. Pues en Bilbao…. Igual.

Le he hecho una cuantas cosillas pendientes al Vitorino (Activa HDI 110) y, aunque creía que había sacado muchos fotos, pues resulta que no, que ha debido ser una sensación mía, debida a mi conocida falta de riego, o a que se me ha velado el carrete, que todo puede ser, claro ¡jeje!
De todos modos son cosas sencillas que no requieren de demasiada explicación.

Primero le cambié las esferas de suspensión trasera, tanto la hidractiva como las de rueda y ya, del tirón, el silentblock intermedio del tirante anti par superior que estaba hecho trizas. Por cierto el más barato en Recambios Vía Web.
Aquí la única foto que he podido "revelar" del cambio del silentblock:



Como curiosidad el LHM salió más bien amarillento, señal de que va necesitando un cambio y aunque le dejé escapar medio litro largo entre las tres esferas, no ha sido necesario añadir nada e incluso está “un pelín” por encima del máximo.
Veo que en los talleres no tienen mucha idea de la comprobación de nivel, así que, como dijo el capitán de aquel del barco que se hundía, cuando el marinero de Bermeo le dijo: “mi capitán, el barco zozobra (“sosobra”, en Bermeano), respondió: “más vale que sosobre que no que fafalte”. Pues en algunos talleres, lo mismo.

La curiosidad de este asunto es que debido a que el local donde se cambiaron las esferas no tiene ventilación, propuse sacar el coche fuera para tener funcionando el motor al aire libre; pues bien, mientras maniobraba para salir del “garaje”, el Vitorino apagó las luces de presión y subió la suspensión a la altura normal y el freno y la dirección funcionaban aparentemente sin problema, así que me lo lleve a dar una vueltecita de prueba y, además de comprobar la mejoría, tanto en la suspension como en la vibración transmitida por el motor, me dio la sensación de que el freno tenía incluso más mordiente en primera instancia, pero como quien anda habitualmente con el coche no soy yo, es mi hijo, es posible que solo sea una sensación por mi parte. De todos modos, las palabras de mi hijo fueron: “no parece el mismo coche”.

Tras la vuelta de prueba, abrí el purgador como un minuto, sin más, por aquello de hacer algo y le hice una pasada por todas las alturas de suspensión, aunque como digo, parecía que no era necesario nada de eso.
¡El Vitorino es la caña!

Otro de los trabajos pendientes era la sustitución del espejo izquierdo que se lo han roto en dos ocasiones. Si tenemos en cuenta que cuando lo compré ya tenía la carcasa de ese espejo rota, no puedo por más que confirmar que el espejo en cuestión tiene la negra…. ¡pobrecito!
El cambio no tiene ningún misterio. Va sujeto con cinco tornillos que lo fijan desde el interior, dos de ellos ocultos por el triangulo de plástico que tapa el vértice de la ventanilla en el interior.




Como veis la lluvia no nos dejó ni un instante....

Para desmontarlo, en principio es necesario quitar el panel (esto esta explicado en algún sitio) por lo demás hay que soltar los tornillos y sacar los cables. No hace falta despegar el protector de espuma para sacar ni meter el cable, ya que podemos meter una mano por el hueco del altavoz.

Lo más importante a tener en cuenta, es asegurarse de que el cable pasa por el exterior de la guía del cristal, evitando que la ventanilla se convierta en una guillotina.

Y por último, un asunto estético que llevaba tiempo posponiendo por pereza.

Se trata de los embellecedores de madera de las puertas que estaban sujetos solo por una de las fijaciones. Sobre esto también creí haber sacado un montón de fotos pero……………….. veo que no.

Si que hay alguna sobre el sistema de fijación antiguo, consistente en un vástago que atraviesa el panel y queda sujeto en el otro lado con una arandela elástica de diafragma.



Y así van fijados:



Como los vástagos acaban rompiéndose, pegué unos tornillos, en este caso de métrica 4 x 20, con masilla epoxi, en el lugar de los vástagos, para sujetarlos al panel con tuerca y arandela plana.



Por cierto que, al soltar el panel de la puerta delantera derecha me encontré con un criadero de hongos en el altavoz.
Parece que los champiñones les gusta la música. No sé como ha llegado ahí la humedad pero ese día era muy malo para investigarlo porque, como ya he dicho, había agua por todas partes:




Por cierto que después del montaje de las esferas, encontré una pareja de C5 de 44 bares, otras dos de 57 y una de 62..... creo. Tambien encontré un par de ellas grises con granetes del las delanteras del Activa, y otro par de ellas que ahora no recuerdo.
La próxima vez, habrá que hacer recopilación de esferas antes de ponerse a la faena ¡Que mayor estoy!
 

bx19trdturbo

Usuario Registrado
Registrado
18 Ago 2014
Mensajes
9.022
#2
Buenas, para lo de la humedad de la puerta conviene limpiar bien el moho para que no se multiplique, y verificar por donde se cuela el agua ya que por el panel no debería llegar.
Se ha de reparar el aislante de espuma y pegarlo con cinta o lo que sea para que quede como de fábrica, el hueco del altavoz debe disponer de una bisera que le cubre hasta la mitad.
Saludos
 

Txuchin

Usuario Registrado
Registrado
24 Ago 2014
Mensajes
6.706
Coche
Xantia Activa 110, El Vitorino.
#3
El caso es que da la sensación de que el agua había entrado por la rejilla del altavoz y la espuma estaba aparentemente intacta, pero era difícil de comprobar porque, como digo, ha llovido sin parar los diez días que estuve allí y en ese momento seguía lloviendo y, aunque me encontraba debajo de un tramo elevado de autovía, lo cierto es que estaba a unos veinte metros de altura sobre mí (el puente) y el refugio que ofrecía debido al viento, era más bien precario, por lo que no estaba la situación para ver por donde había entrado el agua ¡jeje!
 
Arriba Pie