• Si esta es tu primera visita, asegúrate de revisar la ayuda pulsando el enlace anterior. Es necesario registrarse antes de que puedas publicar mensajes. Para empezar a ver mensajes, selecciona el foro que quieres visitar de la lista de abajo.

    Recuerda, que antes de participar en el foro, debes de crear un tema propio en el apartado de Presentaciones.

Info El motor de arranque y sus averías.

Txuchin

Usuario Registrado
Registrado
24 Ago 2014
Mensajes
10.080
Ubicación
Las Tablas(Madrid)
Tipo de motor
2.0 HDI 110cv
Tipo de carrocería
X2 Berlina (98/01)
Tipo de suspensión
Activa, 10 esferas
Otros detalles
El Vitorino
El motor de arranque

(y sus averías)

Aunque todos sabemos lo que es un motor de arranque puede que no sepamos cómo funciona o cómo es su aspecto físico. Si no lo sabemos, podemos verlo aquí:


O en otros muchos vídeos de los que circulan por Youtube.

Aquí solo vamos a tratar de determinar cómo localizar los fallos más típicos del motor de arranque, aunque sin ánimo de ser exhaustivos.

El motor de arranque, como se puede ver en el esquema adjunto, se compone básicamente de un motor universal acoplado a un electroimán (también conocido como Bendix o automático) que se encarga de establecer la alimentación al motor, actuando como un relé de alta intensidad, además de accionar el acoplamiento mecánico con la corona del volante de inercia del motor de combustión.

Esta es la representación esquemática más consecuente con la realidad que he encontrado:




Las conexiones básicas de un motor de arranque son dos: Un cable grueso que viene directamente del positivo de la batería y un segundo hilo, más delgado que procede del contacto de puesta en marcha de la llave de arranque.

La conexión a masa tanto del relé del automático (Bendix) como del propio motor se obtiene por el anclaje del conjunto a la masa del motor.



Funcionamiento eléctrico:

Cuando cerramos el contacto de puesta en marcha, mediante la llave o pulsador, llega un impulso de positivo a la bobina del Bendix, bobina que en realidad está compuesta de dos arrollamientos. Uno llamado bobina de lanzamiento, que es más potente y conecta con masa a través de los bobinados del motor, que están representados en azul.

Y un segundo arrollamiento, menos potente, conocido como bobina de retención, que conecta a masa directamente.

En el primer instante, ambos bobinados, al ser excitados, suman sus campos magnéticos de modo que arrastran al núcleo móvil de hierro con gran fuerza, consiguiendo cerrar el contacto móvil y alimentando el motor por un lado, y por el otro mover también la horquilla que desplaza el piñón de ataque haciendo que engrane con el dentado del volante motor provocando el giro del motor térmico.

Pero sucede que, una vez que se cierra el contacto móvil, el extremo de la bobina de lanzamiento (más potente) que inicialmente tomaba la tierra a través de la baja resistencia del motor, se convierte en positivo, con lo que la bobina pasa a estar alimentada por positivo en ambos extremos y esto anula su funcionamiento.

A partir de ese momento, es la otra bovina, la de corriente más débil, y que por sí sola no es capaz de arrastrar el núcleo de hierro, la que mantiene cerrado el contacto y al piñón en su posición, ya que para eso sí que dispone de suficiente fuerza.

Con este sistema se logran dos objetivos: por un lado eliminar el alto consumo de la bobina de lanzamiento, en el momento en que más necesario es disponer de la energía de la batería y evitar que, en caso de desgaste o fallo de las escobillas, el motor de arranque llegue a funcionar, lo que ayuda a evitar por un lado el chisporroteo por contactos imprecisos de las escobillas, y por otro, ayuda al diagnóstico del problema.



Una vez visto el funcionamiento básico del motor de arranque vamos a intentar diagnosticar las averías más habituales y el método para hacerlo.

Básicamente existe un único síntoma que nos va dirigir hacia el conjunto de arranque como culpable del problema: Cuando accionamos el arranque no sucede nada, ni siquiera disminuye la intensidad de las luces del cuadro.

Esto significa que el relé del automático no actúa y que, muy posiblemente sea porque el contacto entre el colector del motor y alguna de las escobillas ha fallado debido al desgaste.

En este caso es posible que, golpeando con un martillo u otro objeto, el motor de arranque, se consiga que la escobilla haga contacto momentáneamente y el arranque vuelva a funcionar.

Esto nos indicará de forma bastante clara que las escobillas deben ser sustituidas con urgencia pero ¿en caso de que golpeemos el motor y todo siga igual?

Podemos empezar por colocar un voltímetro o una lamparita cualquiera conectada a los dos tornillos gruesos que se encuentran en el motor de arranque, específicamente en el relé o Bendix:




Si la lamparita se ilumina con normalidad o el tester indica la misma tensión de la batería, es una señal de que el motor eléctrico, incluyendo las escobillas, se encuentra en buen estado. Para esto no es necesario poner el contacto ni realizar ninguna acción previa.



Si, la lamparita o el tester no se iluminan ni indican nada, es señal de que (muy probablemente) las escobillas no hacen contacto con el colector y necesitan ser sustituidas:




Pero imaginemos que la prueba anterior ha sido positiva (lamparita o tester indicando tensión) pero sigue sin existir ninguna reacción a nuestros intentos de arranque.

Deberemos entonces comprobar que el impulso positivo procedente de la llave llega a la bobina del automático, y para ello conectaremos el tester o la lámpara entre la llegada del impulso de la llave de puesta en marcha (hilo delgado del Bendix) y masa:




En este caso el voltímetro o la lámpara deben iluminarse cada vez que se accione la llave de arranque, si no es así el problema, está en la propia llave, el cableado o el relé auxiliar de arranque, si existiese.

Pero imaginemos que la lamparita se ilumina y aun así el motor de arranque sigue sin actuar.

En este caso, la bobina de lanzamiento está cortada o ha fallado alguna de sus conexiones. Debe repararse o sustituir el Bendix.

Otro síntoma, menos habitual pero no tan raro, se produce de modo que al pulsar la llave o botón de arranque, se oye claramente el clac del automático pero nada más. Este síntoma puede ir acompañado o no, de una caída de tensión de la batería (apagado de luces interiores y del cuadro) o no, como ya se ha dicho.

Conectando de nuevo el voltímetro o lámpara en ambos hilos gruesos del automático:




La lamparita debería de encenderse o el tester indicar la tensión de batería, y cuando se accione el arranque y el Bendix actúe, esta tensión debe desaparecer. En caso contrario significará que el contacto del automático falla y por tanto no alimenta al motor, por tanto será necesario reparar o sustituir el Bendix.

Pero si al actuar sobre el arranque, esta tensión desaparece (tester a cero o lamparita apagada) lo más probable es que sea la batería la que está en mal estado, pudiendo proporcionar suficiente intensidad para activar el Bendix pero no para hacer girar el motor.

Este mismo efecto puede ser producido por malos contactos en los bornes de batería o en los cables que unen esta con la masa, el chasis o la conexión de positivo del Bendix.

Para efectuar todas estas pruebas conviene usar pinzas de cocodrilo u otro tipo de conexión de modo que nos permitan conectar los cables de prueba pero que no nos obligue a tener las manos junto al motor de arranque, pues aunque es difícil que se produzca un accidente grave al estar todas las piezas móviles del motor de arranque protegidas, si que puede producirse una puesta en marcha inesperada del motor con el consiguiente riesgo de que alguna de las poleas pueda atraparnos la ropa, el pelo (los que tengáis) o alguna parte del cuerpo que puede estar expuesta a ello.

Por el mismo motivo hay que asegurarse siempre de que la caja de cambio estará en punto muerto (neutral) y si se quiere incluso pueden desconectarse los inyectores para mayor seguridad.

Aunque pueden efectuarse otras pruebas un poco más “desesperadas” (y menos seguras) no las expondremos aquí porque, como los que son capaces de hacerlas no necesitan que se las explique nadie, damos por terminada esta ¿breve? exposición de posibles fallos y su diagnóstico referentes al motor de arranque.

Esperemos como siempre que no le hagan falta a nadie.

Para aquellos que estén interesados en saber más existen vídeos en Youtube con una explicación más extensa y detallada

Y aquí el word:
https://mega.nz/file/LFwxQKhB#yLgqHXXDhkiLb5RE2wVsP9DSJLldMOqoC82zWof30ck
 
Arriba Pie